Inflables

Conversando con nuestros hijos

converesando con nuestros hijos

Conversando con nuestros hijos

Todos hemos escuchado a padres preocupados porque indican que sus hijos no confían en ellos para contarle sus asuntos, o que simplemente no saben como acercarse a ellos.

A veces los problemas padres e hijos vienen por la falta de comunicación o una incorrecta. A través de la comunicación es que podemos conocer el sentir de nuestros hijos, y así poder llegar a darles un consejo u orientación correcta.   Con la prisa que nos mueve cada día, a veces dejamos de lado este factor tan importante, sin saber que si lo hacemos constantemente podríamos evitarles conflictos, fomentar la relación y responder cuestionamientos que a veces pueden ser mal respondidos por personas externas.

Conversando con nuestros hijos podremos conocer sus sentimientos, su forma de ver la vida, pensamientos y hasta prevenir posibles acciones que no estén orientadas a la formación familiar que le has inculcado.

1.-No lo dejes para mas tarde:  cada edad de nuestros hijos es un reto al enfrentar nuevas situaciones con la que muchas veces no saben como lidiar, si has fomentado la confianza, serás la primera persona a la que acuda para obtener información, no pospongas este momento,  puedes evitar que en el futuro acuda a otras personas para tratar temas, que a lo mejor no serán las mas idóneas pudiendo llegar a confundirles con detalles o explicaciones que no contengan los valores necesarios.

2.- A veces hay que dar el primer paso: Por qué esperar a que sean ellos que acudan a nosotros, aprovecha esos momentos en que estan juntos, en el carro camino al colegio o en el supermercado y pregunta su opinión sobre alguna acción o sobre sus amigos los cuales es siempre bueno conocer.

Recuerde, basta con una o dos preguntas para iniciar una plática surgida de las circunstancias y eventos de la vida diaria.

Con un lenguaje a corde a su edad, directo, sencillo y honesto siempre lograrás hacer que fluyan las palabras y sobre todo que tu hijo (a) comprendan lo que has querido transmitirle.

3.-No le huyas al tema del sexo: El tiempo no esta para nervios ni titubeos a la hora de hablar del sexo con nuestros hijos, recuerda que ya sus amigos o los medios de comunicación le han informado sobre esto.   Tu tarea esta en “encaminar por la vía correcta” esta información.

4.-Crea el ambiente para una conversación abierta: Es importante fomentar un ambiente donde nuestros hijos se sientan siempre con la libertad de preguntarnos cualquier cosa, independiente del tema y sin miedo a las consecuencias. Para lograrlo debemos alentar, apoyar y comprender a nuestros hijos. Asi que si ellos le hacen una pregunta pero si esta en una situación que le impide contestar o no sabe, dígale que su pregunta es muy importante pero que por el momento no puede contestarla, así que asegúrese y cumpla responderle después.

5.-Siempre con los valores como protagonistas:Establece en cada conversación aunque sea de forma implícita los valores, por ejemplo al hablar de drogas, sexo y temas como este, deja clara tu convicción sobre los mismos sin que se vea como una imposición.

6.-Saca el tiempo correcto: Es importante que tomemos el tiempo para darle a nuestros hijos toda nuestra atención. Al escucharlos incrementamos su autoestima y les hacemos saber que son muy importantes para nosotros. Esto puede dar la pauta para el inicio de muchas conversaciones sobre una gran variedad de temas .

Si escucha atentamente a sus hijos, sabrá excactamente que es lo que quieren saber y aquello que ya comprenden. Así evitamos saturarlos de información y confundirlos aún más. Por ejemplo, si su hijo le pregunta qué es un condón, antes de responder pídale que le explique lo que él sabe del “condón, así podrá conocer el nivel de comprensión de su hijo y podrá adecuar su respuesta.

Otra válida razón por la que debemos tomarnos el tiempo para escuchar a nuestros hijos es que nos ayuda a definir sus sentimientos y a saber cuándo debemos terminar la conversación. Si por ejemplo esta hablándole sobre la violencia en casa pero después de un rato ya lo ve dístraido, entonces deje el tema por el momento y retómelo en otra ocasión.

7.-Sé honesto: Este valor fortalece el sentido de confianza. Si nosotros no respondemos con honestidad a las preguntas que nuestros hijos nos hacen, ellos crearán sus propias respuestas, las cuales no creo que sean muy congruentes.Tal vez en algunas ocasiones no es recomendable o deseable proporcionarles todos los detalles sobre alguna situación en particular, pero por lo gneral hay que ofrecerles la mayor información posible. Al hacer esto, evitará que ellos saquen sus propias conclusiones.

8.-No desesperes: Como adultos a veces creemos que los niños pequeños se tardan una eternidad para decirnos lo que tienen en mente y sentimos la necesidad de apresurarlos terminando sus oraciones y frases antes que ellos. Intente resistir ese impulso. Si escuchamos pacientemente a nuestros hijos les permitimos pensar a su propia velocidad y les hacemos saber que bien valen nuestro tiempo.

9.-Aprovecha cualquier instante para conversar:Ciertamente existen ocasiones que por múltiples razones no son el momento oportuno para entablar una comunicación entre padres e hijos, pero si se puede aprovechar los momentos y situaciones que surgen en nuestra vida diaria para iniciar una plática; de esta manera es poco probable que nuestros hijos nos ignoren. Por Ejemplo si usted esta leyendo una nota en el periódico que habla sobre un niño que fue victima de violencia por sus padres, este puede ser el momento que podemos aprovechar para iniciar una plática con nuestros hijos sobre el abuso en los hogares.

10.-Repite, repite, repite:No crea que por haberle hablando en una ocasión a su hijo sobre algún tema en especial o algo dificil, ya entendió todo lo que usted necesita enseñarle. Los niños sobre todo los más pequeños, asimilan solamente una parte de la información que les brinda cada vez, por lo que es recomendable que después de cada plática , espere un poco de tiempo y luego pregúntele a sus hijos qué es lo que recuerdan acerca de esa conversación. Con ello usted sabrá si existe algun malentendido por corregir o bien para proporcionarles más información.

Cuando los niños tiene interés sobre algo específico tienden a realizar preguntas repetitivas, lo que puede resultar un poco cansado para los padres de familia. Ante esto tenga paciencia, las preguntas repetitivas son perfectamente normales por lo que usted debe estar preparado y responderlas. Tampoco dude en retomar pláticas anteriores, si usted es paciente y perseverante al conversar con sus hijos sin lugar a dudas que los resultados serán muy provechoso para ambos.

Si quiere sentirse un padre privilegiado por poder estar al lado de su hijo y ser usted el primero con quien comparta sus ansias y alegrías, entonces hablele continuamente y acepte lo que es y siente, de esta manera también él podrá aceptar que no siempre estará de acuerdo con lo que hace en determinados momentos y aún así seguirá confiando en usted, haciéndolo partícipe de sus pensamientos y de sus

Share this

chiqui-eventos

Nuestra promesa nos mueve a garantizar a nuestros clientes una experiencia inolvidable y diferente al momento de realizar sus eventos. Somos creativos pues aportamos nuevas ideas que ayuden al cliente y le buscamos la vuelta a cada situación. Somos puntuales pues valoramos y respetamos el tiempo de nuestros clientes. Somos divertidos pues siembre tenemos una sonrisa disponible y llevamos alegría y energía positiva a todos los lugares que llegamos.